Trece años de formación en cirugía en el Hospital de Bathalapalli

  • Cirujanos españoles especializados en cirugía colorrectal imparten formaciones intensivas en Bathalapalli
  • Dos veces al año, durante 10 días, operan entre 80 y 100 pacientes y forman a los cirujanos residentes

La medicina en la India está considerada como una de las profesiones más honorables. Los cirujanos, especialmente, son para muchos como semidioses. En un país donde la superpoblación es uno de los motivos que intensifican la pobreza y la falta de recursos, las enfermedades se propagan con mayor velocidad. En las zonas rurales, el desconocimiento, unido a la falta de medios económicos y de movilidad, repercute en que una herida sin importancia pueda convertirse en un grave problema de salud.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS),  uno de cada cuatro indios corre peligro de morir por una enfermedad no transmisible antes de cumplir los 70 años. Y, aunque no existe una alta tasa de mortalidad, las enfermedades gastrointestinales y colorrectales están dentro de este barómetro.

Los valencianos Juan García y Vicente Pla, especializados en cirugía colorrectal, saben bien de la importancia que puede llegar a tener una fístula o fisura sin el tratamiento adecuado. Por ello hace trece años propusieron a la Fundación realizar un proyecto de cirugía colorrectal.

El dosier enviado por Juan fue el inicio de una relación médica muy estrecha que perdura hasta hoy y a través de la cual se han conseguido avances en este terreno y se han sumado más profesionales al proyecto. “La respuesta fue muy rápida porque Anna Ferrer estaba muy preocupada por la situación de pacientes con fístulas muy complejas que nunca se curaban aunque las operaran”, recuerda este cirujano. En 2005 el cirujano valenciano pasó su primer mes en la India y, dos años más tarde, su compañero de profesión y amigo, Vicente Pla, le  acompañó. “Empezamos viniendo una vez al año por temporadas de una a dos semanas. Pero nos dimos cuenta de que no era suficiente y ahora venimos dos veces al año”, explican.

Las fístulas y los desgarros en partos son las patologías colorrectales más frecuentes: “Solemos ver casos muy complicados que no vemos en España porque hay mucha prevalencia y la gente viene al hospital muy tarde, lo que hace que las heridas avancen”.
 

Operaciones y formación 

Durante su estancia en el Hospital de Bathalapalli de la FVF, realizan operaciones y forman a cirujanos residentes. “Estamos ofreciendo el mismo tratamiento que ofreceríamos en España”, aclara Vicente. Y añade que operan entre 80 y 100 pacientes en 10 días. Por otro lado, explica su compañero, “es muy importante motivar a los cirujanos que hay aquí”.

La motivación hace referencia a la docencia que imparten en su tiempo de estancia. No solo las operaciones, sino también sesiones clínicas y ponencias constituyen una parte fundamental del proyecto formativo que ayuda a la mejora del equipo de cirugía y a su fidelidad con la Fundación. “Desde hace cuatro años, al workshop vienen 6 o 10 de los mejores cirujanos de la India como invitados para dar ponencias”, explica Vicente. Y destaca lo sorprendidos que quedan al ver “el alto nivel de los cirujanos residentes y las impresionantes instalaciones construidas en un entorno rural”.  

Su experiencia como voluntarios ha servido para que otros se unan a ellos.  A día de hoy son un grupo de cuatro cirujanos de la misma especialidad y dos más de cirugía de abdomen que se turnan para venir a la India a continuar con el proyecto. “Un grupo de amigos y profesionales en el que nos sentimos muy cómodos trabajando”. 

Texto: Silvia Muiña