Patatas Aguilar,  50 años de existencia y 10 de compromiso con la FVF

  • La empresa valenciana, en consonancia con su filosofía, renueva el acuerdo de colaboración con la FVF

El compromiso de muchas empresas con la Fundación Vicente Ferrer (FVF), como es el caso de Patatas Aguilar, permiten romper el círculo de la pobreza que sufren millones de personas en la India. Gracias al compromiso social de entidades corporativas y sus donaciones privadas la FVF ha logrado ayudar en más de 3.600 aldeas y a tres millones de personas desde la creación de la organización en 1969.


Patatas Aguilar, que en 2017 cumplió 50 años, colabora con la FVF desde hace diez años financiando proyectos en el sector de ecología. Este año renueva su acuerdo con la FVF mediante su participación en la construcción de un embalse en la aldea de Pinnepalli (región de BK Samudram, Andhra Pradesh).


Esta empresa valenciana ha demostrado año tras año su responsabilidad social corporativa, interesándose por el medio ambiente y su sostenimiento. En consonancia con la filosofía “La vía natural”, Patatas Aguilar mantiene su preocupación por el entorno mediante el cultivo de productos ecológicos, al mismo tiempo que ha sabido adaptarse a las nuevas tecnologías.


Siempre fieles a los valores que han acompañado a esta empresa, encontraron en el sector ecología de la FVF, el espacio donde compatibilizar sus principios y la cooperación para el desarrollo de una de las comunidades más pobres y excluidas del planeta, los dálits y grupos tribales.


La colaboración entre Patatas Aguilar y la FVF se ha centrado en programas de reutilización del agua y de mejora medioambiental. En 2018 la iniciativa en la que colabora esta empresa solidaria se centra en dar cobertura directa de agua (uno de los elementos básicos del desarrollo) a 25 familias de agricultores e indirecta a 1450 habitantes de la zona .