Comienzan las clases en las Escuelas Profesionales para jóvenes graduados

166 chicos y chicas universitarios, 64 de ellos con discapacidad han sido seleccionados para formar parte de la séptima promoción
El aprendizaje de una lengua extranjera y la mejora de las herramientas para encontrar empleo son los objetivos de estos centros.
Compartir:

La apuesta por la integración de chicas y chicos con discapacidad es la prioridad marcada para el séptimo curso de la Escuela Profesional que ha comenzado este mes de agosto. De las 166 chicas y chicos seleccionados, 64 plazas las ocuparán jóvenes con algún tipo de discapacidad, aumentado así la cuota hasta un 40%.

Otra de las grandes novedades de este año es la inauguración de una nueva escuela profesional en Kuderu para chicos donde estudiarán y residirán durante seis meses. En ese periodo, reforzarán su inglés e informática y mejorarán sus habilidades comunicativas y estrategias de búsqueda de empleo.

En este nuevo curso escolar se renueva el convenio con Universidad Sri Krishnadevaraya de Anantapur, por el cual se reconocen los estudios de la Escuela Profesional como título de postgrado.

La primera Escuela Profesional de Idiomas abrió sus puertas en 2012 y sus resultados han sido enormemente positivos gracias a un programa académico orientado específicamente a favorecer la empleabilidad de su alumnado. En la actualidad, existen ya cuatro centros. Más del 90% de su alumnado encuentra empleo tras finalizar este curso.

Un nuevo curso que empieza

El acto inaugural del nuevo curso se celebró en el auditorio de Bukkaraya, donde docentes y responsables de la Fundación Vicente Ferrer expresaron su confianza en las capacidades de los jóvenes y se les animó a aprovechar la oportunidad de formar parte de la Escuela Profesional. “Cada uno de vosotros, si ponéis esfuerzo y tesón os convertiréis en ciudadanos y ciudadanas responsables para la transformación de nuestro país, la India”, expresó la vicerrectora de la Universidad Sri Krishnadevaraya, presente en el acto. En un tono similar, Vishala Ferrer, les alentó a no perder ni un minuto de su tiempo y de sacar el máximo provecho a esta oportunidad. “Sois afortunados, con estos profesores vais a tener una educación buena, pero no olvidéis el esfuerzo que supone para vuestras familias”, insistió.

La madre de uno de los alumnos recalcó el esfuerzo de la familia para que sus hijos tengan un futuro mejor. “Tengo dos hijos con master. Se criaron en unas condiciones muy humildes, pues yo ganaba apenas 20 rupias al día (30cts), y jamás me hubiera podido imaginar que mis hijos llegarían a donde han llegado”. Por su parte, una de las alumnas expresó su motivación y entusiasmo por incorporarse a la nueva promoción. “Vengo de un pueblo a muchos kilómetros de aquí y os aseguro que voy aprovechar esta oportunidad para poder ayudar a mi familia”, señaló la joven, “En la India ya somos muchos los jóvenes que estudiamos, pero seguimos sin saber cómo encontrar trabajo. Yo no me voy a resignar”, concluyó.

Texto: Fátima Yráyzoz.