1.000 km en la India: una carrera contra la pobreza

  • El corredor de fondo Juan Manuel Viera finaliza con éxito su reto solidario en favor de la Fundación Vicente Ferrer
  • La reconstrucción de una aldea en el sur de India y conseguir el mayor número posible de apadrinamientos han sido los objetivos de la iniciativa

“Correr es sólo un reclamo, lo importante es movilizar al mayor número de personas solidarias para colaborar con la Fundación Vicente Ferrer”. Este ha sido el mensaje más repetido por el corredor de fondo Juan Manuel Viera durante todo el mes de octubre, mientras llevaba a cabo la iniciativa “1.000 km en la India”, un ambicioso reto solidario en el que le han acompañado, el  también corredor Faustino León junto  al  cámara Jaime Ramos.

 

Durante treinta días, los tres han recorrido de norte a sur el país asiático corriendo aproximadamente una maratón diaria. Con unos objetivos igualmente ambiciosos: conseguir el mayor número posible de apadrinamientos de niños y niñas, recabar apoyos para la reconstrucción de la aldea de Sundaraiah, en el sur del país, y promocionar la IV edición de la ‘Anantapur Ultramarathon’, bajo el lema 1km1vida.

 

 

Esta trepidante hazaña deportiva concluyó de manera exitosa el pasado 26 de octubre en Bathalapalli, con un caluroso recibimiento de los vecinos y el agradecimiento personal de Anna Ferrer, presidenta de la FVF. Durante el acto de celebración, Viera no dudó en reconocer que había sufrido momentos de flaqueza pero que su convicción siempre pesó más. “Hubo días en que las piernas casi no me respondían. Sin embargo, la motivación que todos sentimos ante la extraordinaria labor que viene desarrollando la Fundación desde hace casi 50 años a favor de las comunidades más desfavorecidas ha sido nuestro verdadero motor”.

 

42km diarios a favor de una causa

En este particular ‘camino de Santiago indio’, cada mañana Juan Manuel y Faustino se calzaban sus deportivas para correr la no corta distancia de 42 kilómetros diarios, mientras Jaime, cámara en mano, les iba siguiendo. La primera fase de esta maratoniana prueba se desarrolló en grandes urbes como Delhi, Calcuta, Mumbai o Varanasi. Para a  continuación emprender una segunda etapa en el sur del país, atravesando cientos de pueblos y aldeas desde la ciudad de Hyderabad hasta llegar a Anantapur, dónde se encuentra la sede central de la FVF.

 

Durante el paso de los corredores, la imagen era similar en todos los tramos: revuelo de gente alrededor de los atletas e incluso la aparición de espontáneos deseosos de acompañarles en la aventura. Y la pregunta más repetida: “¿Por qué corréis?”. A lo que siempre respondían: “Por la gente de Anantapur y por la Fundación”, cuenta Juan Manuel entre risas una vez concluido el reto.

 

 

Cuatro ediciones, una causa

Viera y Ramos coincidieron por primera vez en Anantapur en 2015. De esa primera visita surgía la iniciativa ‘Anantapur Ultramaraton’, una prueba de fondo de 170 kilómetros en la que participan unos 120 corredores y que llegará este mes de enero a su cuarta edición Este año los fondos recaudados se destinaran íntegramente a sufragar los trabajos de reconstrucción de la aldea de Sundaraiah, en la que viven 45 familias.

 

Para más información: www.1km1vida.org

 

Texto: Fátima Yráyzoz.

Foto: Nagappa