Teatro y pintura, herramientas educativas básicas para la población rural

  • Equipos de la FVF se encargan de realizar murales en lugares visibles y organizar obras de teatro con fines educativos
  • En ocasiones, una representación teatral o pictórica es asimilada mejor que cualquier lectura

Más de 84 millones de personas completan la población del estado de Andhra Pradesh. de todas ellas, 56 millones viven en zonas rurales, muchas con difícil acceso a conexiones televisivas, radiofónicas o de internet. Además, más de 26 millones de personas de este estado son analfabetas, según el censo de la India. Comunicar y sensibilizar en estas condiciones supone un gran reto. Por ello, el equipo de la Fundación Vicente Ferrer (FVF) se adapta a las tradicionales formas de comunicación como el teatro o las pinturas, que muchas veces resultan de lo más eficaces para llegar a la población rural.

Pinturas contra la violencia hacia las mujeres

El arte mural es un medio comunicativo de transformación que contiene numerosos elementos que sirven para educar más allá de las palabras. Imágenes que simbolizan una situación, o que representan un suceso.

De este poder de comunicación también se dio cuenta el Sector Mujeres de la FVF, cuyo equipo hace uso de estas pinturas murales para prevenir la violencia hacia las mujeres. “Hacemos muchos talleres de sensibilización para hablar sobre la discriminación hacia las mujeres, pero algunos asistentes lo olvidan”, afirma Doreen Reddy, directora del Sector Mujeres, El mural es un elemento de comunicación que perdura, que se ve todos los días”.

Los murales del Sector Mujeres hablan de discriminación e informan sobre el Childline, la línea de ayuda telefónica que protege los derechos de los menores como el trabajo infantil o los matrimonios precoces. “En ellos se explica el paso a paso que se sigue para denunciar abusos, la disponibilidad de este recurso durante los 365 días del año, los casos que pueden reportar, la atención que recibirán y el equipo que asistirá al pueblo para solucionar el conflicto”, explica Reddy.

Reddy asegura que los murales son efectivos, que sensibilizan sobre la situación y que levantan emociones. “Es como si alguien te informara acerca de prevenir la discriminación hacia las mujeres cada día”, afirma.

En el pueblo de Uravakonda, Vadla Venkatesulu pinta los murales de la Fundación desde hace más de 15 años. Además de dibujar, aconseja sobre los lugares donde deben instalarse. “Es importante que los murales estén en lugares que el pueblo frecuente”, asegura Venkatesulu, “Los pinto cerca de las paradas de autobús, en espacios con sombra donde se reúne la gente o cerca de las carreteras, por donde pasan todos los vehículos”.

 

Teatralizando lo cotidiano

La puesta en escena presenta otra forma de desarrollo artístico que sirve para sensibilizar a la población sobre las problemáticas más frecuentes como la violencia hacia las mujeres, los matrimonios infantiles, la importancia de la educación o los cuidados de la salud. La influencia de este arte surte efecto en numerosos casos y hace reflexionar a los aldeanos. “Una representación teatral se comprende y se siente más que cualquier lectura, afirma Samson Akumalla, coordinador de las actividades teatrales de la FVF.

La función se realiza bajo la coordinación del jefe del área que, pueblo a pueblo, identifica cuáles son los problemas del lugar y cómo se pueden solventar. “Uno de los puntos más importantes de estos teatros es que representan problemas de su comunidad, y el pueblo lo siente como tal y vislumbran la solución”, afirma Akumalla.

“En ocasiones, puedes ver a algunas mujeres emocionadas con la representación teatral. Identifican el problema como suyo, y además les mostramos una solución”, afirma Reddy.

Con ellos, el teatro y los murales se convierten en elementos fundamentales, capaces de acercarse a la población en cualquier ámbito y que demuestran el poder del arte y de la música sin el uso de nuevas tecnologías. Texto: Irene G, Dugo