Premian la calidad a la UCI para neonatos del Hospital de Bathalapalli

  • La Unidad de Cuidados Intensivos para Neonatos del principal hospital de la FVF recibe un certificado en el Foro Nacional de Neonatología
  • En 2016, más de 1.500 bebés de pueblos del sur de la India fueron atendidos logrando reducir la tasa de mortalidad del 4,5% al 1,5%

 

El Foro Nacional de Neonatología de la India ha reconocido la labor y especialización de la Unidad de Cuidados Intensivos para Neonatos (UCI) del Hospital de Bathalapalli de la Fundación Vicente Ferrer (FVF).

El objetivo del Foro es mejorar la calidad y los estándares de los cuidados para los recién nacidos, y así lograr seguir reduciendo la tasa de mortalidad infantil en la India. Desde su creación, en 1980, su trabajo consiste en impulsar la profesionalidad y calidad de la atención pediátrica en el país.

Con esta premisa, el Foro ha calificado a la UCI para Neonatos de Bathalapalli con el Nivel II, que engloba al grupo de "hospitales secundarios con camas para cuidados intensivos”. Además, este sello de calidad reconoce el trabajo del personal sanitario del hospital porque otorga una formación especializada en neonatología a dos médicos y cuatro enfermeros y enfermeras de la UCI.

Siete años mejorando la salud de los recién nacidos

La FVF inauguró el Hospital Pediátrico en Bathalapalli en 2010 para garantizar un servicio exclusivo y de calidad para los menores. A su apertura le acompañço la creación de la UCI para Neonatos para mejorar los cuidados, tratamiento y salud de los recién nacidos. Desde entonces, los tratamientos en las áreas de cuidados intensivos, intermedios y de observación han mejorado notablemente y han aumentado tanto los recursos materiales, como el número de incubadoras, monitores o escáneres.

Al mimso tiempo, durante los últimos siete años el área de pediatría de Bathalapalli ha crecido en servicios e impulsado diversos proyectos que garantizan la calidad de la atención a los más pequeños. La aplicación del Método Madre Canguro, la formación específica en neonatología para el personal médico, los protocolos de limpieza y de control de infecciones y la calendarización de charlas sobre mortalidad perinatal, son solo algunas de las mejoras que se han aplicado con éxito.

Esto ha hecho que el número de pacientes de la UCI para Neonatos haya aumentado, y el número de fallecimientos disminuido. Mientras que en 2012 ingresaron 1.334 pacientes, con una mortalidad de 4,7%; en 2016 fueron 1.523 menores atendidos con un registro de la mortalidad del 1,5%.

Texto: Bárbara Delgado