Los pequeños agricultores son la clave contra la desertización

© Rocío Ovalle/FVF
© Rocío Ovalle/FVF

“Salvar la tierra es responsabilidad de todos”, ha afirmado Nageswara Reddy, director de ecología de la Fundación Vicente Ferrer (FVF), ante 900 agricultores de Kalyandurg. A lo largo de esta semana se han repetido manifestaciones en varias localidades del distrito de Anantapur. Las ha organizado la FVF para involucrar a los campesinos en la lucha contra la desertización, principal problema del medio ambiente en el distrito. En total, han participado 5.500 agricultores.

En Kalyandurg un grupo de niños ha encabezado la multitudinaria manifestación, bailando una danza típica. La protesta ha bloqueado el tráfico en la principal carretera del pueblo desde primera hora de la mañana. “Cada gota de agua es vital”, se escuchaba a través del megáfono, mientras las pancartas llenaban la calle de mensajes sobre la importancia de plantar árboles y plantas para reforestar la zona, que actualmente sólo cuenta con un 10’5% de masa forestal. A la llegada de los agricultores a la oficina de la FVF, se ha representado una obra de teatro en la que los dioses hindúes explicaban los problemas del medio ambiente. “Cuesta mucho esfuerzo que los campesinos lleven a la práctica los consejos que les damos, por eso es importante hablarles en su mismo lenguaje y que entiendan la importancia de los problemas del medio ambiente”, ha explicado Nageswara.

En la obra, las diosas de la tierra y de los bosques explicaban que están agonizando porque los hombres queman y talan los árboles, y sin árboles el dios de la lluvia pierde su poder y no puede traer agua a la zona. Se trata de una manera sencilla de explicar el ciclo natural: “Los árboles atraen las lluvias y las filtran hacia el subsuelo a través de las raíces, lo que hace posible que crezca más vegetación. Si no hay árboles no hay lluvia, y si no hay lluvia no hay plantas”, ha explicado Satya, asistente del sector de ecología de la FVF.

Tres acciones contra la degradación de la tierra
“Cada agricultor debe plantar una hectárea de árboles frutales, tener dos animales y construir pequeños estanques para almacenar el agua de la lluvia”, ha aconsejado Nageswara a los asistentes a los actos. Se trata de tres acciones encaminadas a luchar contra la desertización, que benefician también a los propios campesinos. “Los agricultores piensan en la cantidad de semillas que tienen que sembrar y el beneficio que sacarán, pero no piensan en cómo almacenar el agua que necesitan para sacar adelante las cosechas”, ha puntualizado Murali, director de la agencia de gestión del agua del Gobierno. Por su parte, Satya ha explicado que es imprescindible aumentar la productividad de la tierra con el uso de fertilizantes naturales, como el estiércol y el abono, para lo cual es necesario que haya más animales.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), “el recurso no renovable más importante del mundo es la tierra fértil”. La degradación de la tierra tiene un enorme impacto en la productividad de la agricultura, principal actividad económica en las zonas rurales de Andhra Pradesh. Según los datos del Gobierno, la cuarta parte de la superficie de la India está afectada por la desertización y un tercio más se está degradando, principalmente debido a las sequías, la sobreexplotación de las tierras, la minería y el uso de químicos en la agricultura.
 

Aviso Legal | Política de protección de datos | Política de cookies | Contacto | 902 22 29 29
© Fundación Vicente Ferrer. Todos los derechos reservados.