La importancia del voluntario

Descripción de la imagen

Con motivo del Día Mundial del Voluntariado, la Fundación Vicente Ferrer (FVF) quiere resaltar la labor de los voluntarios y voluntarias que acuden cada año a la India y que contribuyen, junto con los trabajadores locales, a reforzar el programa de desarrollo integral que desempeña la FVF desde hace más de 40 años en el estado de Andhra Pradesh. También la de los más de 300 voluntarios que desde España con su colaboración desinteresada, su motivación y compromiso son imprescindibles para el buen desarrollo del trabajo de la Fundación.

El papel de los voluntarios en la India

Las voluntarias y voluntarios que acuden a Anantapur son una parte muy importante del trabajo de la Fundación en la India. Se trata de profesionales que cubren puestos específicos que complementan los que desarrolla el equipo indio que, en un 99% son personas autóctonas. En 2009, 41 voluntarios y voluntarias trabajaron en Anantapur cubriendo puestos concretos de profesores, enfermeros, técnicos agrícolas y terapeutas ocupacionales, entre otros. El aprendizaje mutuo es un factor clave en este trabajo, tal como reflejan las historias de nuestros voluntarios.

En el sector de Personas con Discapacidad, destacamos la labor de Alba de Toro y de Nalúa Barco, voluntarias en el Instituto para estudiantes ciegos y el ‘Proyecto de Payasos’, respectivamente. Alba de Toro colabora como traductora e intérprete en el Instituto de Secundaria de la FVF. Allí ha contribuido a mejorar las capacidades de los estudiantes ciegos, como ella. Alba ha puesto en marcha un programa de aulas de informática para los jóvenes ciegos y clases de mecanografía. “Los chavales aprenden rápido, pero es muy diferente a cómo se trabaja en España porque aquí los teclados no están en braille”, ha explicado Alba. En colaboración con el profesorado del centro ha iniciado el programa ‘Habilidades para la vida’ destinado a que los alumnos y alumnas del centro sean adultos independientes. El objetivo de este programa es dar formación también a los profesores para que continúen las clases.

Las iniciativas en las que participan voluntarios son numerosas. Este año se ha inaugurado un nuevo programa de Payasos destinado a llevar el humor a los centros de estudiantes con discapacidad y a los hospitales de la Fundación. Nalúa Barco es, actualmente, la encargada de visitar a estos niños y hacerles reír con sus espectáculos. “El público indio es muy agradecido. Los niños de aquí son abiertos y disponibles”, ha afirmado Nalúa. Esta voluntaria ha empezado también con otra iniciativa, un taller de circo en las escuelas para niños sordos de la Fundación, en Kuderu y Bukaraya Samudram. “Estamos en los inicios. De momento, aún no saben saltar a la comba. Pero propongo un Circo de Vicente Ferrer, ¿por qué no?”.

El voluntariado en España
El trabajo de la FVF no sería posible sin el apoyo de los voluntarios. Ellos son los que garantizan la presencia de la Fundación en ferias y eventos. Además, también colaboran en el funcionamiento de las tiendas de Colaboración Activa que tiene la organización.

Miquel Díaz, ingeniero industrial jubilado, lleva nueve años colaborando como voluntario en la oficina de Barcelona, donde realiza tareas administrativas. Además, también participa en ferias y eventos. “Cuando me jubilé buscaba hacer algo útil. Hice un estudio de diferentes ONGs y la Fundación Vicente Ferrer me pareció la organización más sincera y directa”, ha asegurado. Durante este tiempo Miquel ha viajado a la India para conocer directamente el proyecto. “El viaje a la India reforzó aún más mi compromiso con la organización”.
 

Aviso Legal | Política de protección de datos | Política de cookies | Contacto | Intranet | 902 22 29 29
© Fundación Vicente Ferrer. Todos los derechos reservados.