Entrevistas

Kavithamma: “Mi familia me exigió que renegara de mis hijos con discapacidad”

Texto alternativo para la imagen
© Miriam Rucandio/FVF

Con 18 años, Kavithamma se casó con un primo hermano cinco años mayor que ella. Cuando nació su primera hija, no le alarmó que tardara en desarrollar algunas habilidades, puesto que en su comunidad le decían que algunos niños se desarrollan con un poco más de retraso que el resto.

Rajesh Naik: “Ser un niño apadrinado me ha permitido crear mi propia empresa”

Texto alternativo para la imagen
Rajesk Naik en su empresa. ©Miriam Rucandio/FVF

Rajesh creció en una pequeña aldea cercana a Guntakal, en el estado indio de Andhra Pradesh. Al ser hijo de campesinos, tenía difícil poder estudiar, ya que debía ayudar a sus padres. Sin embargo, el hecho de convertirse en un niño apadrinado de la Fundación Vicente Ferrer - lo fue desde los 11 hasta los 23 años - le permitió seguir sus estudios. Gracias a ello ha podido llegar a montar su propia empresa.

Abdul Shaiksha: “La transparencia es el alma de los proyectos”

Texto alternativo para la imagen
El trabajo de Abdul es imprescindible para el desarrollo de los proyectos. © Miriam Rucandio/FVF

Los números son su pasión y sabe que su trabajo es imprescindible para el correcto desarrollo de los proyectos y para mantener la confianza de los colaboradores. Para él, trabajar con gente española es muy fácil y asegura que le ha ayudado a conocer otra forma de hacer las cosas. Tras varios años trabajando para la Fundación Vicente Ferrer en puestos de base, consiguió, gracias a su esfuerzo y dedicación, un puesto de dirección. Se siente muy agradecido de dedicar su esfuerzo diario a colaborar con la Fundación y a mejorar la vida de miles de personas en el sur de la India. 

Patricia Verdugo: “El reto de la educación india es fomentar el espíritu crítico”

Texto alternativo para la imagen
Patricia da clases de español e inglés a chicas que han acabado el bachillerato. © Miriam Rucandio/FVF

Después de hacer un voluntariado como profesora de idiomas en Nepal, le atrajo la idea de repetir la experiencia en Asia y escogió la India y la Fundación Vicente Ferrer. Colaborando como voluntaria, ha puesto sus 11 años de experiencia como profesora de idiomas en España al servicio de las chicas de Anantapur para que puedan encontrar trabajo y ser económicamente independientes. Con su labor, siente que influye de una manera activa en cambiar el futuro de estas mujeres.  

Nagalakshmi: “Trabajo para que mi comunidad deje de discriminar a las viudas”

Texto alternativo para la imagen
En Andhra Pradesh algunas supersticiones en contra de las viudas se empiezan a suavizar. © Miriam Rucandio/FVF

La vida de Nagalakshmi cambió cuando enviudó. En la India, estas mujeres quedan relegadas y desprotegidas. A pesar de que el sati –la práctica ancestral que consiste en que la viuda se lance a la pira funeraria de su marido– está prohibido desde hace muchos años, la mayoría acaban muriendo en vida, ya que pasan a vivir marginadas por la sociedad e incluso en la indigencia. Son un símbolo de mal augurio y, por lo tanto, rechazadas por su comunidad.

Mahalakshmi: “Gracias a una operación de corazón puedo pensar en el futuro sin miedo”

Texto alternativo para la imagen
Mahalakshmi requería una operación de urgencia que costeó la Fundación. © Nina Tramullas/FVF

Los padres de Mahalakshmi, una niña apadrinada de 12 años que vive en una de las zonas menos desarrolladas del sur de Andhra Pradesh, solicitaron ayuda a la Fundación para salvar su vida. La niña necesitaba una operación de corazón, inasequible para ellos, una familia de casta baja y sin recursos económicos. La Fundación costeó la intervención de Mahalakshmi, que ahora sueña con una vida normal y con ser médico para salvar la vida de otros igual que salvaron la suya. 

Rajashekar: “Empezar a trabajar en una nueva zona es más fácil ahora que las personas ya han oído hablar del trabajo de la Fundación”

Texto alternativo para la imagen
Rajashekar es Director Regional en Madakasira © Nina Tramullas/FVF

Se mueve perfectamente sobre el terreno porque empezó trabajando como Organizador de la Comunidad, el puesto de la Fundación que está más en contacto con los pueblos. Su ilusión y su capacidad de trabajo le llevaron a convertirse en Director Regional de la zona de Madakasira, en el sur de Andhra Pradesh, una de las más pobres y áridas del estado donde la Fundación empezó a trabajar hace sólo nueve años.

Geeta: “La juventud está empezando a cuestionarse los hábitos ancestrales que discriminan a las mujeres”

Geeta con su bebé en la cabaña construida cerca de su hogar. © Nina Tramullas/FVF

Como tantas otras mujeres, Geeta vive en uno de los pueblos menos desarrollados del estado indio de Andhra Pradesh. En lo remoto de lo remoto, asume las tradiciones que pesan sobre las mujeres y las embarazadas. Acaba de dar a luz y se ve obligada a vivir tres meses en una cabaña con su bebé, porque no está bien visto que, impura, tenga contacto con la comunidad. Resignada, cuenta los días para volver al hogar y confía en que las próximas generaciones pongan fin a estas prácticas.  

Ramakrishna Reddy: “Soy beneficiario y a la vez voluntario porque he visto lograr lo inimaginable”

Texto alternativo para la imagen
Ramakrishna se ha convertido en uno de los dos líderes de su grupo. © Nina Tramullas/FVF

No pertenece a una de las castas más desfavorecidas, como la mayoría de beneficiarios. Su nombre: Ramakrishna Reddy, apellido propio de terratenientes en la zona del distrito de Anantapur. Sin embargo, forma parte de la Fundación Vicente Ferrer (FVF) desde el año 1999, cuando entró en el grupo o sangham de personas con discapacidad de su pueblo, Korrapadu.

Gustavo de Arístegui: “La Fundación es un proyecto ejemplar y una inspiración de vida para todos”

Texto alternativo para la imagen
© Nagappa/FVF

El embajador de España en la India, Gustavo de Arístegui, que hace entrega de la condecoración a Anna Ferrer, explica su reciente visita a Anantapur para conocer los programas de la Fundación.

Aviso Legal | Política de protección de datos | Política de cookies | Contacto | 902 22 29 29
© Fundación Vicente Ferrer. Todos los derechos reservados.