Entrevistas

Prameela: “Las mujeres, antes, no podían salir solas a la calle; ahora son las que llevan la iniciativa en la aldea”

Texto alternativo para la imagen
Prameela es la directora regional de Kalyandurg. © Alan Ruiz/FVF

 Cuando la madre de Prameela Kumari estaba embarazada de su hermano pequeño todavía no había médicos en la aldea. Una noche, de improviso, rompió aguas. Sentía mucho dolor. El padre de Prameela tuvo que conducir hasta el pueblo vecino en busca de alguien que pudiera socorrerlos. 

María Moldes: "Las alumnas dan un paso de gigante en su nivel de autoestima"

Texto alternativo para la imagen
María Moldes en las oficinas de la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur. © Miriam Rucandio/FVF

María Moldes es licenciada en Bellas Artes, Antropología y Publicidad y Relaciones Públicas, a lo que ha sumado un Diploma de Estudios Avanzados en Bellas Artes y un Master en Lingüística Aplicada a la Enseñanza de Español. Se toma la vida como un reto continuo y su filosofía es seguir siempre avanzando. Llegó a la India como voluntaria y acabó ocupando un puesto de cooperante y haciendo de Anantapur su lugar de residencia. Le apasiona tanto enseñar como seguir aprendiendo.

Adinarayana: “He conseguido que una tierra yerma dé sustento a mi familia y trabajo a diez personas”

Texto alternativo para la imagen
© Miriam Rucandio/FVF

Hace 40 años, el padre de Adinaraysana compró la tierra que ahora él cosecha. Era una extensión yerma de 2,5 ha con un pozo que no utilizó porque dedicó sólo una parte a cosechar cacahuetes que se regaban con el agua de la lluvia. Era una familia dálit que apenas sobrevivía con esos ingresos, por lo que Adinarayana también trabajaba la tierra de otros como jornalero. Pero ganaba muy poco y, hace 18 años, decidió dedicarse a mejorar su propia tierra.

Miriam Rucandio: “La violencia contra las mujeres no ocupa grandes titulares en la India”

Texto alternativo para la imagen
Miriam, voluntaria del Departamento de Comunicación en la India. © Nina Tramullas/FVF

¿Qué diferencias has encontrado al pasar de trabajar en España a hacerlo en la India?

Martha Dodem: “Las personas que nos visitan en Anantapur se van con la seguridad de que su aportación es decisiva”

Texto alternativo para la imagen
Martha Dodem es uno de los primeros rostros que las visitas conocen al llegar a Anantapur © Miriam Rucandio/FVF

Toda la familia de Martha Dodem está o ha estado vinculada a la Fundación y, por lo tanto, también su vida. Sus padres trabajaron con Vicente y Anna Ferrer en los inicios de la organización en la India. Su hermano Lancy forma parte del equipo de sensibilización en España y su hermana Mary del departamento financiero en Anantapur.  

Kavithamma: “Mi familia me exigió que renegara de mis hijos con discapacidad”

Texto alternativo para la imagen
© Miriam Rucandio/FVF

Con 18 años, Kavithamma se casó con un primo hermano cinco años mayor que ella. Cuando nació su primera hija, no le alarmó que tardara en desarrollar algunas habilidades, puesto que en su comunidad le decían que algunos niños se desarrollan con un poco más de retraso que el resto.

Rajesh Naik: “Ser un niño apadrinado me ha permitido crear mi propia empresa”

Texto alternativo para la imagen
Rajesk Naik en su empresa. ©Miriam Rucandio/FVF

Rajesh creció en una pequeña aldea cercana a Guntakal, en el estado indio de Andhra Pradesh. Al ser hijo de campesinos, tenía difícil poder estudiar, ya que debía ayudar a sus padres. Sin embargo, el hecho de convertirse en un niño apadrinado de la Fundación Vicente Ferrer - lo fue desde los 11 hasta los 23 años - le permitió seguir sus estudios. Gracias a ello ha podido llegar a montar su propia empresa.

Abdul Shaiksha: “La transparencia es el alma de los proyectos”

Texto alternativo para la imagen
El trabajo de Abdul es imprescindible para el desarrollo de los proyectos. © Miriam Rucandio/FVF

Los números son su pasión y sabe que su trabajo es imprescindible para el correcto desarrollo de los proyectos y para mantener la confianza de los colaboradores. Para él, trabajar con gente española es muy fácil y asegura que le ha ayudado a conocer otra forma de hacer las cosas. Tras varios años trabajando para la Fundación Vicente Ferrer en puestos de base, consiguió, gracias a su esfuerzo y dedicación, un puesto de dirección. Se siente muy agradecido de dedicar su esfuerzo diario a colaborar con la Fundación y a mejorar la vida de miles de personas en el sur de la India. 

Patricia Verdugo: “El reto de la educación india es fomentar el espíritu crítico”

Texto alternativo para la imagen
Patricia da clases de español e inglés a chicas que han acabado el bachillerato. © Miriam Rucandio/FVF

Después de hacer un voluntariado como profesora de idiomas en Nepal, le atrajo la idea de repetir la experiencia en Asia y escogió la India y la Fundación Vicente Ferrer. Colaborando como voluntaria, ha puesto sus 11 años de experiencia como profesora de idiomas en España al servicio de las chicas de Anantapur para que puedan encontrar trabajo y ser económicamente independientes. Con su labor, siente que influye de una manera activa en cambiar el futuro de estas mujeres.  

Nagalakshmi: “Trabajo para que mi comunidad deje de discriminar a las viudas”

Texto alternativo para la imagen
En Andhra Pradesh algunas supersticiones en contra de las viudas se empiezan a suavizar. © Miriam Rucandio/FVF

La vida de Nagalakshmi cambió cuando enviudó. En la India, estas mujeres quedan relegadas y desprotegidas. A pesar de que el sati –la práctica ancestral que consiste en que la viuda se lance a la pira funeraria de su marido– está prohibido desde hace muchos años, la mayoría acaban muriendo en vida, ya que pasan a vivir marginadas por la sociedad e incluso en la indigencia. Son un símbolo de mal augurio y, por lo tanto, rechazadas por su comunidad.

Aviso Legal | Política de protección de datos | Política de cookies | Contacto | 902 22 29 29
© Fundación Vicente Ferrer. Todos los derechos reservados.