Dra. Jothi: "El cáncer en la mujer india es un problema de discriminación de género"

Descripción de la imagen

La Dra. Jothi es ginecóloga y jefa del departamento de Oncología del Hospital General de la Fundación Vicente Ferrer (FVF) en Bathalapalli. Mantiene su lucha particular contra lo que ella denomina los "cánceres de las mujeres pobres", y es que de cada diez mujeres que mueren en el mundo por un cáncer de cuello de útero o de mama, dos lo hacen en la India. Y éstos representan un 26% del total de los cánceres de la India.

¿Es cierto que en la India las mujeres sufren más cáncer que los hombres?
Sí, cánceres de mujer como el de cuello de útero o el de mama son los más habituales en la India.

¿Sucede más en la India que en otros países?
Ciertos cánceres tienen siempre más prevalencia en los países en vías de desarrollo. En los países ricos se tienen "cánceres de rico", como el cáncer de pecho; en los países pobres se tienen "cánceres de pobre", como el de cuello de útero, un cáncer que, con algo de prevención, educación y servicios médicos, puede evitarse fácilmente. A nivel nacional, todavía no tenemos unas normativas o líneas estatales establecidas para la detección y prevención del cáncer.

Entonces… ¿crees que existe una relación entre la pobreza y el cáncer?
Sin duda. En gran medida el cáncer es consecuencia de la falta de educación, del desconocimiento de los síntomas, de los escasos recursos y servicios y, sobre todo, en el caso del cáncer en la mujer india, de la discriminación de género.

¿En qué puede afectar la discriminación de género a tener o no un cáncer?
La necesidad de llevar a la mujer al hospital siempre se pospone, aunque se haya detectado hace mucho tiempo algún síntoma o malestar. Llegan en estadios muy avanzados, cuando ya no podemos ofrecerles un buen tratamiento. Algunas mujeres mueren por cáncer incluso sin saber siquiera que lo tienen... Con una revisión temprana podríamos haberlo evitado.

¿Qué otros factores influyen en que no acudan a revisión?
La falta de concienciación, el miedo a que les diagnostiquen alguna enfermedad y la poca colaboración de las familias. También influye que pierdan el sueldo de la jornada viniendo al hospital. De ahí, la necesidad de que haya servicios de atención en las zonas rurales. Muchas mujeres en riesgo son citadas a revisiones a las que nunca acudirán.

¿A pesar de saber el riesgo que corren?
A través de la concienciación hemos conseguido reducir la cantidad de mujeres que no acudían a las visitas y que suponía un 50 o 60% de las pacientes. Cada sábado hacemos seguimiento por teléfono de las ausencias y actualmente hemos conseguido que la mayoría acudan por su propia voluntad.

¿Pueden ciertos comportamientos culturales de la India ser factores de riesgo?
Sí, por ejemplo, las parejas múltiples o los matrimonios precoces, que conllevan relaciones sexuales tempranas, cuando el útero todavía no está maduro y se es más vulnerable al Virus del Papiloma Humano, que es el que provoca el 98% de los cánceres de cuello de útero, a través de la transmisión sexual.

¿Están las zonas rurales desprovistas de servicios de atención para el cáncer?
En muchas zonas, para acceder a tratamientos como la radioterapia, las mujeres han de desplazarse a las grandes ciudades. Para ellas es imposible abandonar sus hogares durante largos períodos, solas, en lugares ajenos, donde se habla otro idioma...

¿Cuál sería la atención óptima en las zonas rurales?
Para el cáncer, siempre es mejor prevenir que curar. Sería imprescindible una atención basada en la prevención, para evitar el desarrollo de la enfermedad a estadios severos. En la FVF nos desplazamos a los pueblos y organizamos pequeños campos de detección del cáncer. Entre otras pruebas, hacemos citologías y exámenes mamarios. Si hay algún problema les derivamos al hospital para un examen más exhaustivo.

¿Qué tratamiento se les ofrece en el hospital?
Dependerá de si el cáncer está poco avanzado y necesita cirugía, que se la ofrecemos nosotros mismos, o si se encuentra muy avanzado, que es cuando se necesita tratamiento de quimioterapia o radioterapia. Cuando no tenemos los medios para suministrar algún tipo de tratamiento, las acompañamos a hospitales públicos o las derivamos a otros privados, costeando los gastos.

¿Y para los casos tardíos que ya no tienen solución?
Les ofrecemos cuidados paliativos contra el dolor. También les visitamos en sus casas cuando ya están en fase terminal para asegurarnos de que reciben los cuidados necesarios por parte de su familia. En ocasiones menos graves les damos un trabajo o les ofrecemos alimentación y ropa.

¿Crees que el cáncer de la mujer en la India es más un problema social, cultural o de estado?
Es un problema de tiempo. Por muchas medidas gubernamentales que se aprueben, si las mujeres no están preparadas, no van a venir a revisión. Necesitamos más tiempo para superar la inhibición de la mujer india y la discriminación de género.

Aviso Legal | Política de protección de datos | Política de cookies | Contacto | Intranet | 902 22 29 29
© Fundación Vicente Ferrer. Todos los derechos reservados.