Abre la primera casa de acogida para mujeres maltratadas en la India rural

© Juan Alonso/FVF
© Juan Alonso/FVF

Las condiciones de las zonas rurales de la India, que a menudo continúan ancladas a las tradiciones más antiguas, agravan, si cabe, la difícil situación de la mujer en este país. “Si la familia de su marido las maltrata o las rechaza, los padres de la joven le piden que aguante, que se esfuerce en adaptarse a su nueva vida. En esta situación desesperada, sin un lugar a donde ir, muchas acaban suicidándose”, ha explicado Doreen Reddy, directora del sector Mujer de la Fundación Vicente Ferrer (FVF).

Hoy se ha inaugurado la primera casa de acogida para mujeres maltratadas. Se trata de un centro “pionero en la India”, según ha explicado Anna Ferrer, presidenta de la FVF, porque la gran mayoría de centros de acogida para mujeres se encuentran en las grandes ciudades. “Este centro es muy necesario porque las mujeres de la zona no tenían dónde ir, solían pedir ayuda a los doctores cuando iban al hospital”, ha añadido Ferrer. Antes las mujeres que sufrían malos tratos solían quedarse en casa de algún familiar hasta que la FVF buscaba una solución a su caso.

Ahora cerca de 40 mujeres maltratadas tendrán un techo para ellas y sus hijos, además de asesoramiento psicológico y programas de formación para que sean autosuficientes cuando abandonen el centro. “Cada caso es diferente, algunas mujeres puede que sólo necesiten estar un mes en este centro, otras cuatro meses, según su situación”, ha puntualizado Reddy. El centro está localizado dentro del complejo hospitalario de Bathalapalli, lo que contribuye a garantizar la seguridad de las mujeres.

Violencia de género en Andhra Pradesh
Más de 12.000 mujeres de Andhra Pradesh denunciaron a sus maridos o familiares cercanos por malos tratos en 2010. Es el segundo estado de la India donde más denuncias por violencia de género se registran. Aún así, los tribunales son el último paso al que recurren, ya que esto complica mucho la situación de la mujer, según ha comentado la directora de Mujer.

“Cuando un marido o la familia de éste maltrata a una mujer, ella siempre lo niega, incluso en los shangams de mujeres”, ha explicado Obulamma, una mujer de 40 años que lidera una de estas asociaciones. Es una de las cien mujeres que el pasado 25 de noviembre encabezaban la primera manifestación de Anantapur contra la violencia de género y que hoy han participado en la inauguración del centro. Ellas son también las encargadas de detectar posibles casos de violencia de género en sus aldeas, por lo que se les dará una formación específica para que aprendan a detectar estos casos, que trasladarán al personal de la Fundación para ayudarlas a buscar una solución. Tan sólo los casos más graves de violencia de género serán enviados a esta casa de acogida.

Aviso Legal | Política de protección de datos | Política de cookies | Contacto | Intranet | 902 22 29 29
© Fundación Vicente Ferrer. Todos los derechos reservados.