Noticias

Más de dos mil niños y niñas corren contra el hambre en Anantapur

Texto alternativo para la imagen
Un grupo de niñas participando en "Corre por Anantapur" © Miriam Rucandio/FVF

Cada dorsal lucido por los niños y niñas durante la carrera “Corre por Anantapur” representaba una donación hecha desde España para colaborar en el programa nutricional para la población chenchu con la que la Fundación comenzó a trabajar el 2009. Hace un año se puso en marcha el programa de nutrición que ya ha beneficiado a más de 4.600 habitantes en 130 aldeas.

Formación en fisioterapia para atender a personas con discapacidad

Texto alternativo para la imagen
© Miriam Rucandio/FVF

Rajani tiene un hijo y una hija. El niño sufre una parálisis cerebral. “Tuve a mi hijo en casa y me desmayé durante el parto, lo cual lo complicó. El primer día no lloró y el segundo tuvo un ataque de epilepsia. Poco después le diagnosticaron parálisis cerebral”, explica esta joven madre. Desde hace tres años, cuando conoció el trabajo que lleva a cabo la FVF con niños con la misma discapacidad que su hijo, decidió formar parte del proyecto.

Kavithamma: “Mi familia me exigió que renegara de mis hijos con discapacidad”

Texto alternativo para la imagen
© Miriam Rucandio/FVF

Con 18 años, Kavithamma se casó con un primo hermano cinco años mayor que ella. Cuando nació su primera hija, no le alarmó que tardara en desarrollar algunas habilidades, puesto que en su comunidad le decían que algunos niños se desarrollan con un poco más de retraso que el resto.

Sandhya y su combate sordo contra la Talasemia

Texto alternativo para la imagen
Sandhya, de tres años, junto a su hermana mayor. © Nina Tramullas/FVF

Una familia con dificultades en la India rural recibió la noticia -sin saber cómo asumirla- de que una de sus hijas estaba enferma. El diagnóstico sonó como un disparo sordo. No sabían ni su significado, ni sus consecuencias. Se trataba de la “talasemia”. 

Rajesh Naik: “Ser un niño apadrinado me ha permitido crear mi propia empresa”

Texto alternativo para la imagen
Rajesk Naik en su empresa. ©Miriam Rucandio/FVF

Rajesh creció en una pequeña aldea cercana a Guntakal, en el estado indio de Andhra Pradesh. Al ser hijo de campesinos, tenía difícil poder estudiar, ya que debía ayudar a sus padres. Sin embargo, el hecho de convertirse en un niño apadrinado de la Fundación Vicente Ferrer - lo fue desde los 11 hasta los 23 años - le permitió seguir sus estudios. Gracias a ello ha podido llegar a montar su propia empresa.

COMUNICADO FVF

Texto alternativo para la imagen

La Organización Naciones Unidas (ONU) señala como “situación de emergencia” el aborto selectivo en la India.

Abdul Shaiksha: “La transparencia es el alma de los proyectos”

Texto alternativo para la imagen
El trabajo de Abdul es imprescindible para el desarrollo de los proyectos. © Miriam Rucandio/FVF

Los números son su pasión y sabe que su trabajo es imprescindible para el correcto desarrollo de los proyectos y para mantener la confianza de los colaboradores. Para él, trabajar con gente española es muy fácil y asegura que le ha ayudado a conocer otra forma de hacer las cosas. Tras varios años trabajando para la Fundación Vicente Ferrer en puestos de base, consiguió, gracias a su esfuerzo y dedicación, un puesto de dirección. Se siente muy agradecido de dedicar su esfuerzo diario a colaborar con la Fundación y a mejorar la vida de miles de personas en el sur de la India. 

Patricia Verdugo: “El reto de la educación india es fomentar el espíritu crítico”

Texto alternativo para la imagen
Patricia da clases de español e inglés a chicas que han acabado el bachillerato. © Miriam Rucandio/FVF

Después de hacer un voluntariado como profesora de idiomas en Nepal, le atrajo la idea de repetir la experiencia en Asia y escogió la India y la Fundación Vicente Ferrer. Colaborando como voluntaria, ha puesto sus 11 años de experiencia como profesora de idiomas en España al servicio de las chicas de Anantapur para que puedan encontrar trabajo y ser económicamente independientes. Con su labor, siente que influye de una manera activa en cambiar el futuro de estas mujeres.  

Talleres para combatir la mortalidad materno-infantil

Texto alternativo para la imagen
Las enfermedades y muertes de mujeres y bebés recién nacidos es un grave problema en la India rural © Nina Tramullas/FVF

Decenas de mujeres que abultan saris de colores caminan despacio, algunas de ellas se recrean acariciando sus barrigas, para acudir hasta la oficina que la Fundación Vicente Ferrer (FVF) tiene en la localidad de Atmakur, en el estado sureño de Andhra Pradesh. Llegan desde 21 aldeas diferentes cercanas para acudir a una cita después de que la trabajadora sanitaria de su comunidad se lo comunicara.

Goles para la integración

Texto alternativo para la imagen
El deporte ha permitido a estos jóvenes mejores posibilidades de educación e integración © Nina Tramullas/FVF

Se llaman Mounika, Vinaykumar, Surendhra y Hemashri. Son dos chicos y dos chicas de 14 y 15 años cuya pasión por el fútbol se ha cruzado con su sueño -y el de su familia- de acceder a una vida mejor. Estos cuatro chavales hace sólo dos años que conocen el fútbol; hasta entonces, nunca habían chutado un balón.

Distribuir contenido

Aviso Legal | Política de protección de datos | Política de cookies | Contacto | 902 22 29 29
© Fundación Vicente Ferrer. Todos los derechos reservados.