Blog

Anna Ferrer
06.03.2017
Familia Ferrer

Cuando Lakshmi, una joven de 29 años, me cuenta que es mejor negociante que su marido no puedo ocultar compartir su orgullo con una sonrisa. Y esta espontánea inyección de alegría no la atribuyo solo al proyecto de la Fundación Vicente Ferrer del que soy responsable, sino sobre todo a mi condición de mujer. Soy consciente de que mi papel, aunque afortunadamente no es único, es algo excepcional en un país con los índices más altos de brecha de género de todo el mundo. Este índice expone la desigualdad entre hombres y mujeres midiendo su participación en la economía, en el trabajo cualificado, en política, en el acceso a la educación y en la esperanza de vida.

Leer más en Huffington Post

 

Núria Torre
Núria Torre
06.03.2017
La Fundación

La Fundación Vicente Ferrer (FVF) atiende miles de partos al año a través de la red hospitalaria establecida en el distrito de Anantapur. Bathalapalli, Kalyandurg y Kanekal son las tres ciudades, por orden de mayor a menor complejidad en la atención pediátrica y neonatal respectivamente, en las que Vicente y Anna Ferrer decidieron instalar los hospitales rurales que atienden hoy en día más de trece mil partos asistidos al año. El hospital de Bathalapalli asiste 4.000 partos al año, dispone de 30 camas en la UCI neonatal, 5 en la UCI pediátrica y 80 en pediatría. El hospital de Kalyandurg, al que acuden mujeres gestantes con cuadros de menor riesgo, atiende 7.000 partos anuales, con 15 camas en la UCI neonatal y 30 en la planta de pediatría. Estos números podrían compararse con los de cualquier hospital grande de la ciudad de Barcelona.

Leer más en 20 Minutos 

Carla Fibla
05.03.2017
La Fundación

Reunimos a un grupo de 8 mujeres en avanzado estado de gestación en el hospital de Kalyandurg. Junto a ellas 14 niñas de entre 2 y 14 años que sentadas sobre una esterilla en el suelo escuchan atentas a sus madres. Tras media hora de conversación, las más pequeñas empiezan a moverse inquietas, quieren jugar y requieren la atención de sus mamás que las atienden entre lágrimas, dejándose llevar por el ambiente distendido en el que, con la imprescindible ayuda de Thulasi, nos cuentan que su situación es desesperada. La mayoría tiene 4 hijas y dicen que no se pueden permitir volver a tener una niña.
“Mi marido está muy preocupado. Cuando viene a casa siempre está enfadado y a veces nos pega a mí y a las niñas”, explica Gangamma después de contar que su suegro le ha amenazado con impedirle volver a entrar en la casa si esta vez no tiene un varón. Los relatos se repiten, Gayitri vive con angustia los últimos días de su quinto embarazo: “No podemos hacer nada. Mi marido me prohibió que trabajara limpiando pero él no nos cuida. La vida es muy difícil. Sé que si tengo otra niña nos abandonará”.

 

Raquel Artiles
08.02.2017
La Fundación

Cuando conocí a Suribabu competía junto con otros tres compañeros en el Quiz Festival organizado por la Fundación Vicente Ferrer (FVF), un concurso en el que participaban distintas escuelas de Anantapur, Kurnool y Srisailam, al sur de la India. Su equipo resultó ganador. La iniciativa que se celebra anualmente sirve para promover la inquietud cultural de las niñas y niños de entre 6 y 13 años, que concursan en una jornada a medio camino entre el juego y los estudios. Todos ellos vienen de escuelas de refuerzo de la Fundación Vicente Ferrer, que atiende a escolares de primaria de castas bajas y en riesgo de exclusión con el objeto de mejorar su rendimiento y sus calificaciones.

Es el caso de Suribabu. El niño residía con sus tíos en Kurnool, porque sus padres tuvieron que emigrar a Mumbai para poder trabajar. Suribabu nació con ceguera, pero paradójicamente fueron otros los que fueron incapaces de ver su enorme potencial y descuidaron su educación. En este rincón de la India rural, las personas con discapacidad son consideradas un lastre para la prosperidad económica de la familia. Son marginadas, maltratadas y, en muchos casos, abandonadas

Leer artículo completo en Huffington Post

 

 

Moncho Ferrer
25.01.2017
Familia Ferrer

Que una mujer india encabece una manifestación o que un joven dalit se licencie en una universidad está directamente relacionado con la paz y la justicia. Podemos considerarlos hitos en una sociedad patriarcal y desigual como la de la India rural. Hechos como estos son resultado del desarrollo de los pueblos, el desafío con el que nos encontramos día a día.

Cuando hablamos de paz lo atribuimos inmediatamente a la ausencia de guerra. Y es cierto que los conflictos armados son una de las mayores amenazas para la estabilidad y la convivencia en el mundo. Pero si vamos a la raíz del tema, llegamos a la conclusión que para alcanzar un estado de paz social y de bienestar primero tienen que estar cubiertas las necesidades más básicas de las personas, y no solo en momentos puntuales. Para conseguir comunidades fuertes, autosuficientes y empoderadas no hay más camino que el desarrollo. Mi padre siempre afirmaba que “La paz no es sólo la ausencia de conflicto, sino también la lucha contra la discriminación, el sufrimiento y la pobreza”. No hay verdadera paz si no está acompañada de justicia y solidaridad.

Leer artículo completo en 20 minutos

Carla Fibla
25.01.2017
La Fundación

Un niño que aún no ha cumplido los 5 años desoye la advertencia de su hermano adolescente, Guddu, quien le pide que no se mueva del banco de una estación hasta que regrese de trabajar.

En el tren de Khandwa a Burhanpur recorrió 60 kilómetros junto a Guddu, pero al encontrarse solo la desorientación y desesperación le llevó a subirse a otro que acabó alejándole a mil kilómetros de su hogar.

Encontrar una aguja en un pajar es un argumento casi imposible. Pero a Saroo Brierley le ocurrió, y 25 años después logró reencontrar a su madre y hermanos en el mismo lugar que se obstinó en mantener en la memoria. Se obligó a no olvidar. Y así lo narra con detalle en su libro Un largo camino a casa (Ed. Península), en el que se inspira la película “Lion” (en referencia a Saroo, “león” en hindú) que este viernes se estrena en los cines de España.

“Me quedaba mirando el mapa, absorto, pensando que entre todos aquellos nombres estaría el lugar del que yo procedía, donde había nacido. Sabía que se llamaba «Ginestlay», pero no tenía ni idea de si era el nombre de una ciudad o de un pueblo o de una aldea, o incluso de una calle, ni de por dónde empezar a buscarlo en el mapa”, explica en el primer capítulo de su libro.

23 millones de personas usan el tren a diario en la India, es la cuarta red ferroviaria más grande del mundo. De hecho, sólo en la estación Howrah de Calcula, a la que llegó Saroo, hay 123 plataformas y una media de 274 trenes circulan cada día.

Xavier Manubens
29.11.2016
La Fundación

Al mes de arrancar el Departamento de Traumatología del Hospital la Fundación Vicente Ferrer (FVF) en Bathalapalli percibí algo que me llamó la atención. Los casos que llegaban al hospital eran casos que ya nadie quería atender. Gente que había agotado todos sus ahorros y que las clínicas privadas nos referían.

Las personas empobrecidas solo podían acudir por aquel entonces al hospital del Gobierno en Anantapur, que contaba con un departamento de traumatología. Debido a los escasos recursos financieros, la pobre infraestructura y la carencia de doctores especializados, se negaban a ingresar casos complejos y eran referidos a instituciones más grandes fuera de Anantapur o clínicas privadas con altas tarifas.

Entre los pacientes que nos llegan acuden personas con VIH que ningún médico quiere operar por miedo a infectarse

Entre los pacientes que llegaban al hospital se encontraban también personas con el VIH/sida que habían sufrido una lesión traumática. Habían acudido a otros centros pero nadie quería tocarlos por miedo a infectarse. Algunos llevaban un mes intentando ser tratados, así que su condición era pésima.

Es por eso que el servicio de traumatología de Bathalapalli nació con una clara prioridad: atender todas y todos los pacientes que no pueden tener acceso al tratamiento de sus lesiones. La situación no ha mejorado desde entonces. De las 700 cirugías ortopédicas y traumatológicas que llevamos a cabo durante 2015-2016, una cuarta parte fueron pacientes con VIH/sida.

Manorajan Dimme
29.11.2016
La Fundación

Se estima que en Andhra Pradesh y Telangana, los estados del sur de la India donde trabaja la Fundación Vicente Ferrer (FVF), viven 400.000 personas infectadas con el VIH. Se trata de la mayor población de personas infectadas por VIH en toda la India, seguido por el estado de Maharashtra donde el virus afecta a unos 300.000. Solo en 2015 se produjeron en estos dos estados más de 7.500 nuevos contagios. Si los juntamos con las cifras en Bihar, Guyarat y Uttar Pradesh, estas representan el 47% de las nuevas infecciones de todo el país.

En 2015, más de 2,1 millones de personas vivían con el VIH en la India. Un número que ha descendido discretamente desde 2007. Los menores de 15 años constituyen el 6,5% de todas las personas que viven con el VIH y el 40,5% son mujeres, dos de los colectivos más vulnerables.

Las mujeres y los niños son los colectivos más vulnerables

En el Hospital de Enfermedades Infecciosas que la FVF gestiona en Bathalapalli actualmente hay registrados 28.300 pacientes. La mitad de las personas en tratamiento antirretroviral en el distrito de Anantapur (unas 5.000), lo reciben en nuestro hospital. Las personas con VIH/sida están mucho más expuestas a desarrollar infecciones oportunistas como la tuberculosis, una de las principales causas de mortalidad. En el último año hemos diagnosticado 2.000 casos de esta enfermedad.

La sequía crónica en Anantapur y sus consecuencias socioeconómicas son una de las causa de la alta prevalencia de la enfermedad. La pobreza extrema, la falta de seguridad, de empleo y las deudas debido a cosechas fallidas fuerzan a la población a migrar temporalmente a las ciudades, exponiéndoles al HIV/sida.

Moncho Ferrer
15.11.2016
Familia Ferrer

La India ha puesto en marcha un ambicioso programa para limpiar el país. “No podemos seguir viviendo en la inmundicia”. El primer ministro del país, Narendra Modi, lanzó este contundente mensaje en agosto del año de2014 cuando presentó la campaña “Limpia India”, destinada a paliar los problemas derivados de la falta de saneamiento del país. Un 67% de las viviendas rurales y un 13% de las urbanas carecen de inodoro. La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluye la crisis de salubridad como uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible del Milenio. El 60% de la población mundial que defeca al aire libre lo hace en la India.

El plan de choque de Modi necesita de aliados para llegar hasta los millones de personas que viven en aldeas remotas. Por eso ha solicitado la colaboración de la Fundación Vicente Ferrer (FVF) para realizar una labor de concienciación en más de 400 pueblos de Anantapur y Kurnool, al sur de la India, para usar el retrete, así como para apoyarles en la construcción de aseos en las viviendas, financiados por los Gobiernos nacional y de Andhra Pradesh. Como embajadores de esta iniciativa, el gran propósito de la Fundación es motivar y sensibilizar sobre el uso del baño, una labor que tendrá que mantener incluso después de que finalice la construcción, porque luego hay que conseguir que la población los utilice. En la India rural la falta de costumbres higiénicas están muy arraigadas. De momento, la Fundación ya ha arrancado este proceso. El Gobierno nos ha encargado la construcción de 44.000 servicios para los que destina un importe de unas 17.000 rupias por vivienda.

El Gobierno quiere que este macroproyecto de limpieza tenga resultados tangibles en agosto de 2019, aniversario de Gandhi, que siempre mostró preocupación por la degradación del país

Moncho Ferrer
14.10.2016
Familia Ferrer

¿Puede erradicarse la pobreza extrema? Sí. Las cifras globales que se revisan cada año por estas fechas no acompañan esta rotunda afirmación, pero la aplicación práctica del desarrollo sostenible demuestra que con las políticas sociales y económicas adecuadas es posible avanzar hasta lograrlo.

La mitad de la población mundial vive con menos de dos euros al día, de los cuales más de 1.000 millones lo hacen con apenas un euro al día. Y de ellos, uno de cada cuatro, 300 millones de personas, sobreviven en la India.

Entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) la erradicación de la pobreza es el reto principal, un fin que coincide con la filosofía de la Fundación Vicente Ferrer (FVF). La pobreza es la violación más grande de los Derechos Humanos, afirmaba Vicente Ferrer.  Desde hace décadas, la FVF trabaja en los estados de Andhra Pradesh y Telengana, junto a las comunidades más desfavorecidas por el sistema de castas, para lograr la erradicación de la pobreza extrema. La lucha podría resumirse en que la pobreza deje de ser hereditaria, en romper el círculo vicioso que condena a los que menos tienen, trabajando en el potencial humano de los que están dispuestos a cambiar su presente. Estamos concluyendo una década en la que las crisis económicas han aumentado las cifras de pobreza y vida indigna en países desarrollados europeos, un periodo en el que la necesidad extrema se ha reducido como se apunta en el informe “Pobreza y Prosperidad Compartida” del Banco Mundial, pero no los niveles de desigualdad que no auguran un reequilibrio social hasta al menos el 2030.

“Poner fin a la pobreza extrema no es un sueño. Es una realidad posible. Hay esperanza”. Esto lo decía mi padre con una convicción que mantenemos en la FVF porque ahora ya estamos comprobando, en la cotidianidad de las familias, en el acceso a derechos básicos como el agua, el alimento y la vivienda, que existe un camino para vencer la lacra de la pobreza.

Páginas

Suscribirse a

"Desde la Fundación Vicente Ferrer siempre hemos notado vuestra cercanía, pero queremos aproximarnos todavía más. Por eso ponemos en marcha una sección de blogs para trasladar directamente nuestros mensajes, nuestros proyectos, contar a la sociedad lo que hemos hecho desde hace 45 años y los retos que quedan por abordar. Queremos, fomentar en las nuevas generaciones el espíritu de la solidaridad, contribuir a expandir su mirada, en ocasiones condicionada por las constantes  propuestas consumistas y por un cierto conformismo social."

Anna Ferrer

Autores

Ana Pastor
Reconocida periodista que destaca por su compromiso social.
Rosa Maria Calaf
Rosa María Calaf Solé es una periodista española y antigua corresponsal de RTVE
Jordi Folgado
Director general de la Fundación Vicente Ferrer
Moncho Ferrer
Director de Programas de la Fundación Vicente Ferrer
Maria Valles
Ex Directora de Gestión Externa en la Fundación Vicente Ferrer.
Raquel Artiles
Periodista, especializada en los últimos años en el tercer sector.