Blog

Ana Belén Cañaveras
19.04.2017
La Fundación

Para algunas personas la bicicleta forma parte de un imaginario colectivo que nos transporta a momentos de la infancia, a veranos que parecían no tener fin. En la vida de Sirisha ha adquirido un protagonismo aún más especial, representa un símbolo de progreso y esperanza.

Sirisha tiene 15 años, nació en el seno de una familia sin recursos en Upanesinepalli, una aldea remota del sur de la India. Desde pequeña siempre ha demostrado mucha inquietud y curiosidad por aprender; le gustaría estudiar medicina en alguna universidad de Anantapur. Por la precaria situación de su familia, parecía destinada a engrosar los índices de abandono escolar que predominan en los pueblos de la India en las jóvenes que acaban primaria.

Pero no solo ha seguido estudiando secundaria sino que ahora dispone de una cómplice con la que comparte cada día el camino a la escuela: su bicicleta. Antes tenía que hacer el trayecto a pie y perdía clases porque tardaba mucho, además llegaba a casa ya entrada la noche y no podía ayudar a su familia. Desde hace dos años recorre con su bici los dos kilómetros que separan su hogar de la escuela mucho más rápida y segura, ya que no se expone a los peligros del camino. Cada día tiene tiempo para jugar, hacer los deberes y ayudar en casa.
 

Enric Romaguera
06.04.2017
La Fundación

En septiembre de 2010, cuando llegué por primera vez a Bathalapalli, el pequeño pueblo donde descansa Vicente Ferrer en el sur de la India, el proyecto de discapacidad y deporte solo contaba con dos atletas (dos chicas con discapacidad intelectual) y un entrenador local. Hoy en día el Programa Deporte y Discapacidad asiste a los 1.400 niños y niñas con diversidad funcional de todos y cada uno de los centros de la Fundación Vicente Ferrer en India dotando de educación física a los alumnos con discapacidad auditiva, visual, intelectual y parálisis cerebral. Hoy cuenta con 15 profesionales locales y el soporte de voluntarios españoles formados en la rama de actividad física y deporte.

En los 3 centros donde residen pequeños héroes con parálisis cerebral se han creado gimnasios adaptados – tetrasport- para que estos niños que no pueden ponerse de pie puedan ejercitarse y así sus familiares vean que “sí” son capaces. Para ellos se creó el primer campeonato nacional de Boccia -petanca adaptada- en el cual los campeones de Anantapur ganaron la Medalla de Oro en Calcuta y demostraron a sus padres lo lejos que son capaces de llegar.

Según la ONU, el deporte es una excelente herramienta para el desarrollo de los pueblos. En el caso de las personas con discapacidad, fomenta su empoderamiento y su reconocimiento social

José Antonio Hoyos
30.03.2017
La Fundación

Sin que yo mismo lo supiera o lo previera, aunque quizás sí deseándolo inconscientemente, me he visto siempre atraído por la docencia.

La palabra ha sido un vehículo que, desde que conozco, he pilotado con más o menos pericia pero, sobre todo, con mucho apego. Y de ahí a la docencia diría que solo hay un cambio de marcha, aquel que permite sistematizar el contenido para hacerlo interactivo y creativo.

Tengo un cofre dorado en mi mente en el que guardo el recuerdo de algunos profesores del colegio, del instituto y de la universidad por los que siento una admiración que para algunos de ellos es ya póstuma. Dentro de ese cofre hay frases y conceptos que me enseñaron de una manera que hoy siento tan evocadora que parecen un olor. Tengo también en la memoria ideas que me regalaron que, aún hoy en día, utilizo y parafraseo incluso en conversaciones con mis amigos.


Leer texto completo en 20 Minutos 

 

Marta Espasa
30.03.2017
La Fundación

Sin educación no hay desarrollo ni progreso social. Es la base de cualquier política que busque mejorar la vida de las personas y de sus comunidades. Pero este es un derecho al que muchas personas, sobre todo, de países en vías de desarrollo no tienen acceso. Esta situación se agrava en el caso de las personas con discapacidad. Sus posibilidades de avanzar son prácticamente nulas. En la India las familias las consideran una carga y sufren un fuerte rechazo y discriminación social. Los padres, a menudo, los esconden en casa. Y muchas de estas personas pierden su nombre y son rebautizadas con el apodo de su discapacidad.

Seguir leyendo en Huffington Post

 

Anna Ferrer
06.03.2017
Familia Ferrer

Cuando Lakshmi, una joven de 29 años, me cuenta que es mejor negociante que su marido no puedo ocultar compartir su orgullo con una sonrisa. Y esta espontánea inyección de alegría no la atribuyo solo al proyecto de la Fundación Vicente Ferrer del que soy responsable, sino sobre todo a mi condición de mujer. Soy consciente de que mi papel, aunque afortunadamente no es único, es algo excepcional en un país con los índices más altos de brecha de género de todo el mundo. Este índice expone la desigualdad entre hombres y mujeres midiendo su participación en la economía, en el trabajo cualificado, en política, en el acceso a la educación y en la esperanza de vida.

Leer más en Huffington Post

 

Núria Torre
Núria Torre
06.03.2017
La Fundación

La Fundación Vicente Ferrer (FVF) atiende miles de partos al año a través de la red hospitalaria establecida en el distrito de Anantapur. Bathalapalli, Kalyandurg y Kanekal son las tres ciudades, por orden de mayor a menor complejidad en la atención pediátrica y neonatal respectivamente, en las que Vicente y Anna Ferrer decidieron instalar los hospitales rurales que atienden hoy en día más de trece mil partos asistidos al año. El hospital de Bathalapalli asiste 4.000 partos al año, dispone de 30 camas en la UCI neonatal, 5 en la UCI pediátrica y 80 en pediatría. El hospital de Kalyandurg, al que acuden mujeres gestantes con cuadros de menor riesgo, atiende 7.000 partos anuales, con 15 camas en la UCI neonatal y 30 en la planta de pediatría. Estos números podrían compararse con los de cualquier hospital grande de la ciudad de Barcelona.

Leer más en 20 Minutos 

Carla Fibla
05.03.2017
La Fundación

Reunimos a un grupo de 8 mujeres en avanzado estado de gestación en el hospital de Kalyandurg. Junto a ellas 14 niñas de entre 2 y 14 años que sentadas sobre una esterilla en el suelo escuchan atentas a sus madres. Tras media hora de conversación, las más pequeñas empiezan a moverse inquietas, quieren jugar y requieren la atención de sus mamás que las atienden entre lágrimas, dejándose llevar por el ambiente distendido en el que, con la imprescindible ayuda de Thulasi, nos cuentan que su situación es desesperada. La mayoría tiene 4 hijas y dicen que no se pueden permitir volver a tener una niña.
“Mi marido está muy preocupado. Cuando viene a casa siempre está enfadado y a veces nos pega a mí y a las niñas”, explica Gangamma después de contar que su suegro le ha amenazado con impedirle volver a entrar en la casa si esta vez no tiene un varón. Los relatos se repiten, Gayitri vive con angustia los últimos días de su quinto embarazo: “No podemos hacer nada. Mi marido me prohibió que trabajara limpiando pero él no nos cuida. La vida es muy difícil. Sé que si tengo otra niña nos abandonará”.

 

Raquel Artiles
08.02.2017
La Fundación

Cuando conocí a Suribabu competía junto con otros tres compañeros en el Quiz Festival organizado por la Fundación Vicente Ferrer (FVF), un concurso en el que participaban distintas escuelas de Anantapur, Kurnool y Srisailam, al sur de la India. Su equipo resultó ganador. La iniciativa que se celebra anualmente sirve para promover la inquietud cultural de las niñas y niños de entre 6 y 13 años, que concursan en una jornada a medio camino entre el juego y los estudios. Todos ellos vienen de escuelas de refuerzo de la Fundación Vicente Ferrer, que atiende a escolares de primaria de castas bajas y en riesgo de exclusión con el objeto de mejorar su rendimiento y sus calificaciones.

Es el caso de Suribabu. El niño residía con sus tíos en Kurnool, porque sus padres tuvieron que emigrar a Mumbai para poder trabajar. Suribabu nació con ceguera, pero paradójicamente fueron otros los que fueron incapaces de ver su enorme potencial y descuidaron su educación. En este rincón de la India rural, las personas con discapacidad son consideradas un lastre para la prosperidad económica de la familia. Son marginadas, maltratadas y, en muchos casos, abandonadas

Leer artículo completo en Huffington Post

 

 

Moncho Ferrer
25.01.2017
Familia Ferrer

Que una mujer india encabece una manifestación o que un joven dalit se licencie en una universidad está directamente relacionado con la paz y la justicia. Podemos considerarlos hitos en una sociedad patriarcal y desigual como la de la India rural. Hechos como estos son resultado del desarrollo de los pueblos, el desafío con el que nos encontramos día a día.

Cuando hablamos de paz lo atribuimos inmediatamente a la ausencia de guerra. Y es cierto que los conflictos armados son una de las mayores amenazas para la estabilidad y la convivencia en el mundo. Pero si vamos a la raíz del tema, llegamos a la conclusión que para alcanzar un estado de paz social y de bienestar primero tienen que estar cubiertas las necesidades más básicas de las personas, y no solo en momentos puntuales. Para conseguir comunidades fuertes, autosuficientes y empoderadas no hay más camino que el desarrollo. Mi padre siempre afirmaba que “La paz no es sólo la ausencia de conflicto, sino también la lucha contra la discriminación, el sufrimiento y la pobreza”. No hay verdadera paz si no está acompañada de justicia y solidaridad.

Leer artículo completo en 20 minutos

Carla Fibla
25.01.2017
La Fundación

Un niño que aún no ha cumplido los 5 años desoye la advertencia de su hermano adolescente, Guddu, quien le pide que no se mueva del banco de una estación hasta que regrese de trabajar.

En el tren de Khandwa a Burhanpur recorrió 60 kilómetros junto a Guddu, pero al encontrarse solo la desorientación y desesperación le llevó a subirse a otro que acabó alejándole a mil kilómetros de su hogar.

Encontrar una aguja en un pajar es un argumento casi imposible. Pero a Saroo Brierley le ocurrió, y 25 años después logró reencontrar a su madre y hermanos en el mismo lugar que se obstinó en mantener en la memoria. Se obligó a no olvidar. Y así lo narra con detalle en su libro Un largo camino a casa (Ed. Península), en el que se inspira la película “Lion” (en referencia a Saroo, “león” en hindú) que este viernes se estrena en los cines de España.

“Me quedaba mirando el mapa, absorto, pensando que entre todos aquellos nombres estaría el lugar del que yo procedía, donde había nacido. Sabía que se llamaba «Ginestlay», pero no tenía ni idea de si era el nombre de una ciudad o de un pueblo o de una aldea, o incluso de una calle, ni de por dónde empezar a buscarlo en el mapa”, explica en el primer capítulo de su libro.

23 millones de personas usan el tren a diario en la India, es la cuarta red ferroviaria más grande del mundo. De hecho, sólo en la estación Howrah de Calcula, a la que llegó Saroo, hay 123 plataformas y una media de 274 trenes circulan cada día.

Páginas

Suscribirse a

"Desde la Fundación Vicente Ferrer siempre hemos notado vuestra cercanía, pero queremos aproximarnos todavía más. Por eso ponemos en marcha una sección de blogs para trasladar directamente nuestros mensajes, nuestros proyectos, contar a la sociedad lo que hemos hecho desde hace 45 años y los retos que quedan por abordar. Queremos, fomentar en las nuevas generaciones el espíritu de la solidaridad, contribuir a expandir su mirada, en ocasiones condicionada por las constantes  propuestas consumistas y por un cierto conformismo social."

Anna Ferrer

Autores

Ana Pastor
Reconocida periodista que destaca por su compromiso social.
Rosa Maria Calaf
Rosa María Calaf Solé es una periodista española y antigua corresponsal de RTVE
Jordi Folgado
Director general de la Fundación Vicente Ferrer
Moncho Ferrer
Director de Programas de la Fundación Vicente Ferrer
Maria Valles
Ex Directora de Gestión Externa en la Fundación Vicente Ferrer.
Raquel Artiles
Periodista, especializada en los últimos años en el tercer sector.