11 de octubre. Día Internacional de la Niña

El 11 de octubre se celebra el Día Internacional de la Niña, con el objetivo de prevenir y eliminar la discriminación y la violencia contra ellas

El 19 de diciembre de 2011 la ONU aprobó una resolución que declaraba el 11 de octubre Día Internacional de la Niña con el objetivo de “reconocer sus derechos y recordar los excepcionales desafíos a los que se enfrentan”. El empoderamiento de las niñas y adolescentes es fundamental para prevenir y eliminar las distintas formas de violencia a las que son sometidas en una sociedad marcada, aún en el siglo XXI, por el patriarcado. La Fundación Vicente Ferrer trabaja desde el Sector Mujeres y, de manera transversal, en todos sus sectores, para que las niñas de la India rural, de castas bajas y empobrecidas, consigan las herramientas necesarias para lograr autonomía, autoestima, respeto y reconocimiento de su comunidad. Las niñas de la India rural se enfrentan a distintas formas de discriminación. La primera, antes de nacer, la toman muchas familias al someterse ilegalmente a abortos selectivos. La educación, la desnutrición, matrimonio infantil, los matrimonios forzados, la dote, la violencia sexual son algunos de los indicadores de esta discriminación.

A través de este fotoreportaje queremos revisar las circunstancias de las menores en la India rural y el trabajo que la Fundación realiza con el objetivo de que puedan disfrutar de pleno de sus derechos humanos.

1. Salvemos a las niñas

© Albert Uriach/FVF

El aborto selectivo es la primera forma de discriminación contra la mujer en la India.  En los últimos 20 años han dejado de nacer 10 millones de niñas porque las familias quieren evitar el pago de la dote. Los abortos selectivos se dan en todas las castas y clases sociales. En la India es ilegal revelar el sexo del bebé durante el embarazo. Otra de las consecuencias del aborto por razón de género es el desequilibrio demográfico. Según el Censo India 2011, en el país nacen 919 mujeres por cada 1.000 hombres.

En las sociedades patriarcales existe una clara preferencia por los varones. Ellos heredan el apellido familiar y la tierra, y representan un seguro para la vejez de los padres. El Gobierno puso en marcha en enero de 2015 su plan ‘Beti Bachao, Beti Padhao’ (‘Salvemos a las niñas, eduquemos a las niñas’) para frenar el descenso de población femenina. Este fenómeno tiene también efectos mucho más dramáticos, como el tráfico de esposas, especialmente del sur hacia el norte. 

2. Educación en femenino

© Sofía Moro/FVF

La educación es la principal arma contra la discriminación. En las aldeas donde trabaja la Fundación Vicente Ferrer el cien por cien de las niñas está escolarizada en primaria. La Fundación les da soporte en escuelas de refuerzo que sirven para mejorar su rendimiento y sus calificaciones. También fomenta la escolarización de niñas en secundaria a través de proyectos como la entrega de bicicletas. Los centros de secundaria no siempre están cerca de sus viviendas y este vehículo les permite desplazarse con mayor rapidez. Por otro lado, estos trayectos exponen a las menores al acoso sexual, así que la bicicleta también sirve para evitar este tipo de situaciones tristemente tan comunes en la India.

3. Partos seguros

© Albert Uriach/FVF

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la India es el país del mundo en el que mueren más madres durante el embarazo o poco después del parto la salud maternoinfantil es una prioridad para la Fundación Vicente Ferrer. Se estima que en la India la mitad de las mujeres da a luz en sus casas. La Fundación promueve el parto institucional. El año pasado más de diez mil mujeres dieron a luz en los hospitales de la Fundación, preparados para garantizar tanto la seguridad de la madre como la del bebé. En Anantapur, hoy en día, tres de cada cuatro partos se realizan en centros sanitarios.

4. Educación para la integración

© Pepe Pont/FVF

El número de personas con discapacidad varía de 40 a 90 millones en la India según si la fuente es gubernamental o no gubernamental. La explicación es que muchas de ellas, especialmente las que viven en zonas rurales no están censadas. En los pueblos, una persona con diversidad funcional es discriminada, maltratada e incluso abandonada. Si además, es mujer, el estigma es aún más cruel. Se debe al hecho de que son personas no productivas en un contexto familiar con graves problemas económicos. La Fundación ha puesto en marcha escuelas dirigidas a lograr su autonomía. La escuela inclusiva acoge a niñas y niños ciegos que estudian el programa educativo de la India adaptado al braille.

5. Signos de mejora

© Ramon Serrano/FVF

La lengua de signos marca la diferencia entre la seguridad con la que se expresa actualmente una niña en la India respecto a la generación anterior. Las escuelas para personas con discapacidad auditiva han supuesto un punto de inflexión en la integración de este colectivo. La Fundación cuenta con centros de primaria y secundaria para que las niñas y niños de Anantapur accedan a seguir el proceso educativo en igualdad de condiciones al resto. Un gran panel con el abecedario en la entrada de estos centros anima a todos los visitantes a expresarse en lengua de signos.

6. Niñas, no esposas

© Nagappa/FVF

El teatro es una de las herramientas más útiles para concienciar a la población rural de que las injusticias deben ser denunciadas. El aborto selectivo, el acoso sexual o el matrimonio infantil son algunas de las temáticas que abordan las representaciones teatrales que promueve el Sector Mujeres en las escuelas y en los pueblos. El 56% de las féminas de la India rural se casa antes de cumplir los 18 años, frente al 29% en las zonas urbanas. El matrimonio infantil provoca efectos devastadores que van desde el abandono escolar a la violencia machista pasando por problemas de desarrollo debido a embarazos precoces. Las iniciativas de la Fundación para luchar contra los matrimonios infantiles están ligadas a las políticas del Gobierno indio. Hay un proceso de concienciación transversal a través de las escuelas, los hospitales, las clínicas rurales o las asociaciones de mujeres.

7. Campeonas y capaces

© Ramon Serrano/FVF

El equipo de la Fundación trabaja desde varios frentes para empoderar al colectivo de personas con discapacidad intelectual. Uno de los más exitosos es el proyecto de inserción sociolaboral a través del deporte. Actualmente, unas 20 adolescentes y jóvenes forman parte de los entrenamientos para competir en los Special Olympics, un evento internacional que tiene como objetivo luchar contra los prejuicios y demostrar el talento del que cada individuo es capaz. El reconocimiento social en sus aldeas de las jóvenes que participan es inmediato. En agosto de 2015 seis chicas compitieron en los Juegos celebrados en Los Ángeles (EE.UU) logrando, junto a sus compañeros varones, un total de 17 medallas. Las chicas y chicos que participan en este proyecto trabajan paralelamente en talleres de formación profesional para lograr su inserción laboral una vez culmine su etapa deportiva.

8. No hay futuro sin ellas

© Carlos Mateo/FVF

Nacer mujer en la India significa que han de enfrentarte a una vida marcada por el patriarcado. Poco a poco se van dando pasos hacia su empoderamiento, pero queda mucho por hacer para lograr un cambio de mentalidad, especialmente en las zonas rurales y, especialmente en las castas desfavorecidas. Este 11 de octubre, Día Internacional de la Niña, queremos recordar que no hay prosperidad posible si no se rompe el ciclo de discriminación y violencia que, aún hoy, las mantienen sometidas. Mientras ellas juegan, las demás y los demás tenemos el deber de involucrarnos activamente a favor de la igualdad.